Colau compra 11 viviendas de VPO en Barcelona por 4 millones – Abada / actualidad

Más alojamiento público para Barcelona, ​​aunque esta vez a un precio más elevado. El Ayuntamiento de Barcelona ha dado luz verde a la compra de un edificio de once viviendas situado en Via Arai, en el Barrio Gótico, por 4 millones de euros, que se destinará íntegramente al alquiler social. Cada plan habrá significado una inversión para el Municipio de 363.700 euros, sin contar la rehabilitación posterior a que deben someterse.

Según el ayuntamiento, «de las once plantas de la finca, propiedad del Fundación Clínica de Investigación Biomédica y Universidad de Barcelonasiete ya tienen inquilinos y el resto pasará a formar parte de la bolsa social de alquiler del municipio”.

“El Gobierno municipal también ha aprobado una inversión estimada de 1,78 millones de euros para llevar a cabo la rehabilitación del edificio, que también consta de tres salas y tres almacenes”, añadió la junta.

Total, se trata de un edificio con una superficie construida de 2.114 m2 en el que se prevé la restauración de las fachadas principal y posterior, de los patios internos, la impermeabilización de la cubierta y la limpieza y perforación del local, así como la instalación de un ascensor.

Además, “las viviendas se rehabilitarán por completo, pudiendo aumentar el número de viviendas disponibles hasta dieciocho”, ha asegurado. El concejal de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, ha recordado que “hace veinte años los pisos estaban abandonados por los propietarios”.

Con este movimiento, el municipio quiere garantizar a los actuales inquilinos que podrán seguir viviendo en estas viviendas y ofrecerá el resto de viviendas a las personas que las necesiten a través del mercado de alquiler social.

Esta operación se suma a otras realizadas recientemente por la administración municipal en el distrito, como el acuerdo con un propietario particular de un inmueble en Vía Sant Climent, en el barrio del Ravalpara que el ayuntamiento lo rehabilite a cambio de mantener un contrato de alquiler social con los inquilinos.

Asimismo, a mediados del año pasado también se acordó el traspaso de un edificio privado en la Barceloneta, pendiente de reforma, con el fin de habilitar 11 pisos para vivienda social durante un periodo de 15 años, concluyó el Ayuntamiento de Barcelona.

Deja un comentario